Ninite

I use GNU/Linux in my primary computer and I couldn’t be happier with it, but I can see why some users might need to use Windows, or prefer to do so. One of the biggest hassles of using Windows is the installation process itself: the slow installation followed by days of updating and, most importantly, the need to install a multitude of drivers and necessary software. I cannot offer general help with the former, but someone did a great job of solving the latter.

Screenshot - 02162015 - 12:15:30 AM

Ninite is really simple to use: select all the software you need and click to get an installer that will do the job for you and even say ‘no’ to all the offers and adware that many programs try to install alongside them. This will help you finish your Windows installations a lot faster and you’ll have to devote a lot less time to browsing and finding installers. Also, you won’t be as likely to install bloat and browser hijackers.

Of course, I still recommend you to try out Linux.

“Push The Feeling On” by Nightcrawlers

I remember this song from a jeans commercial I saw when I was very, very young. I remember it because it was the first time I felt something was kinda arousing, or attractive. There was this girl dancing and, well, I don’t exactly remember what I thought about it at the time, but I still remember it.

EDIT: found the commercial!

And the girl is this one.

Screenshot - 02162015 - 03:00:13 AM

It has been an experience for me finding the ad, as it made a really strong impression at the time. The girl itself, well, I can see why it could have made an impression, being a pretty prototypical 90’s babe and moving like this.

Te recomiendo móviles

Tenemos la suerte de encontrarnos en un momento en el que la tecnología necesaria para hacer un móvil que cumpla sin dificultades con todo lo que el noventa por ciento de los usuarios requiere ha bajado de precio lo suficiente para convertirse en perfectamente asequible. Sin embargo, la explosión del mercado de la telefonía móvil también ha significado un aumento muy notable del número de modelos disponibles y es muy fácil perderse. En este artículo intento simplificar la elección y, a la ver, ofrecer opciones.

ANDROID, WINDOWS PHONE O IOS?

La respuesta es más sencilla de lo que parece.

EL RESUMEN:

Android ofrece multitud de opciones y mucha flexibilidad y personalización en el uso del teléfono, pero a cambio es algo más frágil a un funcionamiento menos óptimo. Windows Phone ofrece bastantes opciones en cuanto a terminales, pero no es demasiado flexible o personalizable, y no hay tantas aplicaciones. Suele funcionar muy bien y fluido, especialmente en la gama baja. iOS funciona muy bien, hay muchas aplicaciones, ofrece algunas opciones de personalización limitadas, pero hay muy pocos terminales y muy, muy caros.

MÁS EXTENSO

Android es el sistema operativo más extendido, es flexible y tiene una cantidad descomunal de aplicaciones. Además, el ecosistema (los servicios) de Google son algo que todos usamos de todos modos, de manera que es sencillo que encaje perfectamente en nuestro día a día. A cambio, esos tirones, ralentizaciones, cierres de aplicaciones y, en general, mal funcionamiento del sistema operativo son más frecuentes en Android que en las otras dos opciones. Además, es algo más vulnerable al software malintencionado, si bien no hay que exagerar esto último, porque es realmente raro.

Windows Phone es un sistema operativo más cerrado y rígido que Android, pero funciona siempre como el primer día, y el primer día funciona extremadamente fluido. Sabemos que va a responder inmediatamente, y eso es de agradecer. A cambio, el mercado de aplicaciones es más reducido, si bien es cierto que tenemos todo lo necesario.

iOS tiene muchísimas aplicaciones y suele funcionar mejor que Android, debido a lo mismo por lo que funciona suave Windows Phone: es más cerrado y da menos opciones y flexibilidad, y a cambio Apple tiene mayor control y puede garantizar un mejor funcionamiento. A cambio, los teléfonos son de los más caros del mercado, aunque retienen generalmente su valor mucho mejor que un teléfono Android o Windows Phone. Adicionalmente, debemos tener en cuenta que disponemos de una gama extremadamente reducida de opciones en iOS en cuanto a terminales.

SI TE PREOCUPA TU PRIVACIDAD O TIENES UNA CIERTA CONSCIENCIA SOCIAL

Usa una dirección de correo personal distinta de la que usas para el ecosistema de Google, Apple o Microsoft. Con algo de disciplina puedes hacer copias manuales de los contactos y de las fotografías para evitar usar los servicios en la nube y ceder datos. Usar redes sociales, en especial Facebook, invalida cualquier esfuerzo, así que empieza por ahí. Si tienes ganas, puedes usar un teléfono Android sin usar los servicios de Google, pero, eso, hay que tener ganas de hacerlo.

RECOMENDACIONES

ALGO MUY BARATO

Es comprensible que queramos gastar lo mínimo si no le damos mayor importancia a nuestro teléfono móvil. También es posible que queramos regalar, o que queramos un segundo móvil. Para todo esto, tenemos una serie de opciones por debajo de los 100 euros:

Motorola Moto E

motorola-moto-e-3

La adquisición y posterior venta de Motorola por parte de Google sirvió para hacer limpieza y reorientar la compañía en una dirección immejorable, como muestra el trío Moto E-G-X. Este Moto E es el mejor móvil Android por debajo de cien euros, sin más. Por supuesto, se puede mejorar si decidimos invertir más, pero el giga de RAM que equipa y el tamaño y resolución adecuados de la pantalla hacen que destaque en su gama.

Nokia Lumia 530

Nokia_Lumia_530

Windows Phone tiene la gran ventaja de ser un sistema operativo más fluido en teléfonos de gama baja. El Lumia 530 funciona siempre suave y tiene una respuesta segura. El procesador quad core trabaja con total soltura y los 512 MB de RAM hacen un trabajo envidiable, lo que prueba la ventaja que lleva Windows Phone en lo que a aprovechamiento del hardware se refiere. La cámara es algo más discreta, pero no me hace dejar de recomendar este teléfono.

ALGO ASEQUIBLE

Si nos decidimos por invertir un poco más en nuestro compañero diario, podemos acceder a algunas opciones muy notables. Esta es la gama que goza de más ventas en la actualidad, y con razón: las diferencias entre éstos y otros teléfonos de más alta gama se encuentra hoy en día en detalles, y no en capacidades.

Motorola Moto G

motorola-moto-g-2-2014

El modelo de 2014 de este Moto G incrementa el tamaño de la pantalla hasta las cinco pulgadas y mejora el sonido y la cámara, incorporando además una ranura para MicroSD y redondeando un teléfono que ya era un éxito de ventas muy justificadamente. Es muy difícil mejorar lo que ofrece este Motorola por el precio que tiene, puesto que cumple con todo y además incorpora ya la última versión del sistema operativo Android. Habréis oído multitud de veces el nombre de este modelo, y lo cierto es que en esta ocasión no puedo llevar la contraria a la sabiduría popular.

Nokia Lumia 730

lumia-735-970x646

Usando un diseño muy parecido al del mítico Lumia 800, este 730 ofrece mucho en un envoltorio difícilmente mejorable. Es un móvil que hay que tener en la mano y ver en directo para apreciar. La experiencia de usuario de Windows Phone ha mejorado sensiblemente en los últimos tiempos y Microsoft se está esforzando en hacer destacar su ecosistema, más minoritario pero con grandes ventajas en la fluidez y la immediatez de la respuesta.

ALGO BUENO

OnePlus One

1398247768-md-oneplusoneofficial_(1)

La estrella del momento. El móvil más deseado. Gente que no tiene la más mínima idea ni interés en electrónica y gadgets hablando de un móvil de una marca china que sólo se vende por invitación y exclusivamente online. Pero el móvil lo vale: las especificaciones y el acabado de móviles de el doble de su precio por sólo 300 euros. Una batería muy generosa, una pantalla excelente y una buena cámara. De hecho, es muy difícil mejorar lo que ofrece el One, e imposible hacerlo a este precio.

Xperia Z3 Compact

xperia-z3-compact-white-1240x840-f40248bb3132354ba48c58041e244284

El Z3 Compact, con su pantalla de 4.6″, es una opción ideal para todos aquellos a los que la mayoría de terminales actuales se nos antojan algo exagerados en su tamaño. Además, ofrece todas las especificaciones de un top de gama, algo muy poco habitual en las versiones reducidas de los buques insignia de cada marca. Por si fuera poco, este Sony es resistente al agua y ofrece una cámara de 20 megapíxeles de muy buen resultado. El precio es algo elevado, alrededor de los 450 euros, pero es un terminal muy recomendable.

Lords and Ladies

Capitalism is an enormous vacuum. A constant upwards stream of wealth, privileges, rights, dignity. We are being robbed every single second of everything we have, and there are many who find this completely justified. The arguments in favour of capitalism are efficiency, freedom and the risks of change.

Capitalism works because it is not really a system. It becomes, when left to its own devices, when it does not have to compete with any other system, a mere systematic act of theft. There is no organization beyond one single rule: endless accumulation. Accumulation of power and wealth, of dignity and justice.

Capitalism does not strive to achieve anything. There is no end. The only freedom valued by capitalists is their own freedom. Free market is a lie: the rules are may not be set by an elected government, but they are set. By the strongest. The biggest fish.

Capitalism is the bully convincing you there is no need for anyone looking after the playground, in case you become the bully. Capitalism is an eternal scam, the infinite lie of a theoretical freedom. There is no freedom. Capitalism is in a state in which only self-preservation is pursued. A greater concentration of power and wealth. Further isolation. A police state in which the only valid laws are those who defend the powerful.

Capitalism is strong in its simplicity. There is no need for a complex organization. It is weak in its nature, because it is destined to fail and to create crises whether it works perfectly or fails to work. But crises are a time for even further concentration of power and wealth.

Capitalism will not end through the democracy. Democracy does not exist any more in many self-called democratic countries. Corruption of the few elected is a terribly easy and effective mechanism, as it exploits the essential flaw in representation: the person representing the humble, the poor, the powerless ceases to be powerless, poor or, in many cases, humble. That the United States, home to the most blatantly rigged and ineffective election system in the developed world, call themselves the warrant of democracy serves as a good example.

Capitalism does have weaknesses, nevertheless. We can choose not to collaborate with the system, and this can weaken it; we should not be fooled into thinking this will end it, though. It can work as a way to pressure the powerful to make concessions to that which is unnatural to the system, that is, taking care of the common citizen. Citizens are providers of work and customers, and a system that seeks the highest efficiency will logically want to pay as little as possible to the provider and to get as much as possible from the customer. Globalization has made us weaker as providers, but we can act as customers. There is another weakness that should be noted: the higher the concentration, the more defined the targets appear. The pressure points.

Capitalism creates lords and ladies, owners of the system. The system rests on all of us, as it is we who work to sustain it, but it is held together by them. It is them who also keep the wealth from reaching lower strata of society. And these lords and ladies are fewer and fewer as time passes. We know, or should know, they are the ones that are making us miserable. Every single rich person got part of your share, citizen. Yet they get increasingly good press. They are seen as heroes. They are villains. And they are fewer than ever. We see the data, we know that it is now only a few holding the wealth. Keeping it from us. Perpetuating this system.

It would be very, very healthy for society if some of them disappeared. New ones will raise to occupy their seats, but they will know what exploiting means. The consequences.