El móvil

Estoy vendiendo mi iPhone 6 Plus porque no me convencen algunas cosas. No tengo de entrada intención de comprarme un móvil de gama alta porque el punto de retornos decrecientes no parece estar en 600 euros, sino más bien en 300. Éste es el proceso de búsqueda y selección:

Prioridades

Una autonomía suficiente es prioritaria. Un rendimiento suficiente y una capacidad de almacenamiento decente son importantes, pero no queremos un fuera de serie, sólo algo que nos permita no pensar en ello. La cámara es algo muy de agradecer, pero más difícil de cuantificar, dado que aunque el tamaño de los píxeles del sensor, la abertura, o los megapíxeles dan pistas sobre lo que esperar de las fotos, en última instancia hay demasiadas variables y es necesario fijarnos en análisis.

Fabricantes y modelos

Preferiremos fabricantes importantes y sus modelos más conocidos. Esto nos permite que estén más probados, que haya más accesorios, y que haya una comunidad de usuarios. Como usuario algo más intenso, me gusta también que sea un modelo popular porque la posibilidad de modificar el software es más plausible de haber un número razonable de usuarios. En cualquier caso, sin embargo, es algo que vamos a buscar.

Presupuesto

En base a lo que encontremos en la búsqueda previa decidiremos si es necesario invertir más o menos en el móvil. Una vista preliminar del mercado permite ver que existen modelos a partir de 150 – 200 euros, si bien los que pertenecen a esta franja se ven obligados a hacer concesiones importantes.

Selección preliminar

Haremos una búsqueda en GSMArena: móviles lanzados al mercado este año, con un mínimo de 3 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento, una densidad de pantalla mínima de 310ppp, y con jack de auriculares. Esto nos devuelve 81 modelos. Reducimos este número aumentando la RAM a 4 GB y seleccionando los fabricantes más importantes: BlackBerry, HTC, Huawei, Lenovo, LG, Meizu, Motorola, Nokia, Oneplus, Samsung, Sony, y Xiaomi. Tenemos 32 modelos, lo cual es un buen principio para una inspección más detallada:

Screen Shot 2017-08-06 at 23.57.53.png

Nos vemos obligados a eliminar algunas de estas opciones por problemas de disponibilidad,  y nos quedamos con un grupo menor y más sencillo de clasificar:

Xiaomi Redmi Note 4X €‎ 150,00
Motorola Moto G5 Plus €‎ 250,00
Xiaomi Mi Max 2 €‎ 250,00
Xiaomi Mi 5X €‎ 250,00
Huawei P10 Lite €‎ 300,00
Motorola Moto G5S Plus €‎ 300,00
Nokia 6 €‎ 300,00
Sony Xperia XA1 Ultra €‎ 400,00
Huawei Honor 9 €‎ 450,00
LG G6 €‎ 450,00
Oneplus 5 €‎ 500,00
Huawei Honor 8 Pro €‎ 550,00
Blackberry Keyone €‎ 600,00
Samsung Galaxy S8 €‎ 600,00
Huawei P10 €‎ 650,00
Huawei P10 Plus €‎ 650,00
Samsung Galaxy S8+ €‎ 700,00
Sony Xperia XZ Premium €‎ 700,00

El Xiaomi Redmi Note 4X es sencillamente indiscutible en su categoría. Nos da tanto por tan poco dinero que es difícil recomendar nada que no sea este modelo. Así que de querer gastarme lo mínimo, 150 euros, me decantaría por éste. Sin embargo, Xiaomi tiene una personalización de Android que dificulta mucho las actualizaciones, y añade muchos duplicados de aplicaciones que ofrece la propia Google. Esto me hace dudar sobre los Xiaomi de gamas más elevadas, donde hay una competencia real. El Moto G5 Plus no tiene, por tanto, competencia. El Moto G5S Plus se encuentra con el Nokia 6 y el P10 Lite. El Nokia 6 tiene un procesador propio de gamas más sencillas, y la cámara del P10 es menos sofisticada, además de que el G5S Plus tiene un mejor procesador y más almacenaje. Las franjas de 250 y 300 euros quedan ocupadas por los modelos de Motorola por tanto.

El Sony Xperia XA1 Ultra es un teléfono que consta de una única característica: una pantalla enorme de 6.44″. Por lo demás, tiene un procesador que no justifica el precio, una batería demasiado pequeña, y carece de lector de huellas digitales, que sí tienen móviles más económicos. No es una buena inversión. El Honor 9 tiene la mala suerte de enfrentarse con el buque insignia de este año de LG y, sencillamente, el G6 es mejor. Desde la protección a los elementos a la resolución de la pantalla pasando por un diseño mucho más identificativo, el G6 es el móvil a escoger y resulta sorprendente encontrarlo a este precio.

El siguiente paso, y parada obligada desde hace años, es el último modelo de Oneplus: el 5. El Oneplus 5 nos ofrece el hardware más potente del mercado, Android sin apenas añadidos, y este año se centra en mejorar la cámara. A pesar de que no parecen haber conseguido un resultado tan indiscutiblemente bueno en esto último, y de carecer de protección frente a los elementos, la combinación de potencia y software liviano unidos a una gran autonomía es suficiente para ser mejor que cualquier otro teléfono de su gama. El Samsung Galaxy S8 ofrece, si nos queremos gastar algo más, una pantalla absolutamente abrumadora y una cámara casi sin par, además de ser resistente al agua. El problema del S8 se encuentra en el software, con multitud de aplicaciones duplicadas, un asistente por voz que la compañía quiere obligarnos a usar sea o no útil, y una interfaz menos auténticamente Android. El rendimiento no es un problema, por supuesto, pero es una carga innecesaria y un intento por diferenciarse por parte de Samsung que no sirve a nadie.

La lista queda por tanto así:

Xiaomi Redmi Note 4X €‎ 150,00
Motorola Moto G5 Plus €‎ 250,00
Motorola Moto G5S Plus €‎ 300,00
LG G6 €‎ 450,00
Oneplus 5 €‎ 500,00
Samsung Galaxy S8 €‎ 600,00

Si bien estoy absolutamente convencido de que el Moto G5 Plus es mejor que el Redmi Note 4X, y así hasta el LG G6, a partir de ahí surgen algunas dudas. Las ventajas del hardware más potente del Oneplus 5 pueden ser algo superfluas cuando el G6 ya tiene suficiente procesador, y el G6 es sumergible, además de que las cámaras de los modelos de LG y de Oneplus no distan tanto una de otra, si bien la experta que hemos podido consultar confirma que el Oneplus da mejor resultado. Sumémosle a esto que la pantalla del G6 es de mayor resolución y tamaño teniendo los terminales las mismas medidas, y tenemos un problema.

Se complica también recomendar el Galaxy S8. No ofrece mejor rendimiento que el Oneplus ni mejor autonomía, y se ve lastrado por el software. La pantalla es absolutamente espectacular, pero la curvatura de la misma es a veces difícil de defender: pasado el asombro inicial, la curvatura no cumple ninguna función real y hace la pantalla más frágil. La cámara es indiscutiblemente mejor que cualquier otra aquí, sin embargo.

Con todo, es una buena selección. Dejando de lado las pequeñas dificultades para escoger entre los terminales de gama más alta, tenemos opciones seguras. Cabe mencionar que llevo recomendando Moto G desde hace un buen número de años, lo que habla muy bien del trabajo que hace Motorola.

A phone with a keyboard

Now, I’m perfectly happy with my iPhone SE, which is less than a year old and works almost flawlessly. I’m also happy with my Macbook Pro. This does not mean I don’t still keep some of my previous preferences, such as Thinkpads (I still sometimes turn on my X60s, and still consider it to be an amazing laptop – maybe the best ever) or phones with physical keyboards. The last keyboard-equipped phone I owned was a Palm Pre (look it up, amazing phone and wonderful Operating System) but I have periodically had these impulses to go back to an older phone with a physical keyboard. I’ve looked up and nearly bought the Nokia E72, but I’ve always ended up getting other models. I’m yet again tempted by the BlackBerry KEYone.

blackberry-keyone-mercury-2

The phone is beautiful in a business-like way, understated and elegant. This is specially true for the kind of people who also like business laptops, of course, as they share much of the same… aesthetics. BlackBerries. Thinkpads. Airports. Briefcases. Business cards. A double-shot latte with in a medium-sized cup, best bang for the buck, intense flavour, no sugar, trying to lose some weight. In any case, this phone is not only what I like looks-wise, it’s also actually good, according to the reviews. Good battery life, nice camera, latest Android version, an all-around good package.

La mejor fuente para tamaños pequeños de letra

b8badf4fc20295e9501022a2cc3b1ced

Tahoma es la ideal. Hay fuentes pensadas para su uso cuando hay que trabajar per-pixel, en cuadrículas de 3×3, 4×4, 5×5 pero en el uso general Tahoma es suficientemente compacta, legible (a pesar de ser sans serif, cuando la leo parece que sí que los contenga) y adaptada para su uso en cualquier OS o aplicación. Segoe UI es incluso mejor, pero al parecer no todos los ordenadores pueden abrirla correctamente, así que de momento Tahoma es la escogida.

UPDATE

Tahoma sería la ideal si no fuera porque por alguna estúpida razón no puede ponerse en cursiva. En serio, es de lo más frustrante que he presenciado en mucho tiempo.

Usando Helvetica de nuevo, que tiene un documental dedicado a ella. A ver qué me depara el futuro en lo que a fuentes se refiere.

Los iPhone aguantan más tiempo

soporte-oficial-iphone-001

No hay mucho que discutir aquí. Los iPhone soportan mejor el paso de los años, porque Apple se esfuerza más en que puedan hacerlo. Su estrategia es infinitamente mejor. Lanzar un número reducidísimo de modelos le permite poder trabajar en ellos muchísimo más. No todo es perfecto, por supuesto. El soporte de Apple a los dispositivos antiguos es poco menos que una trampa. Si se ha estirado el soporte a 5 años es porque el hardware de los iPhone tarda más en renquear, y hay que hacerlo renquear. Esto es una crítica que, sin embargo, hay que situar en contexto: rara vez un teléfono Android aguanta más de 3 años. Y no tiene aspecto de cambiar.

Los fabricantes de teléfonos Android trabajan con beneficios muchísimo más reducidos. Para ver hasta qué punto es así, veamos dos gráficos. La primera representa la cuota de mercado de los principales fabricantes. La segunda representa los beneficios, en porcentaje respecto al total de la industria.

screenshot-at-2016-09-21-12-05-11

screenshot-at-2016-09-21-12-05-06

 

Apple captura un 91% del beneficio del mercado de los móviles. Pensad en eso detenidamente. Apple gana 9 de cada 10 euros de la industria de los móviles, una de las más grandes del mundo. Es sencillamente disparatado. Eso obliga a los demás fabricantes a probar todas las estrategias posibles y a hacerlo sin ningún margen de error. Cualquier atención a las actualizaciones de modelos antiguos queda relegada a un segundo plano por la necesidad imperiosa de generar ventas nuevas.  La batalla está tan desmesuradamente descompensada que no parece fácil salir de aquí.

¿Pueden los demás fabricantes intentar seguir la misma estrategia que Apple? No parece que sea el caso. Competir en el mismo segmento económico le ha costado a Samsung un lustro de Samsung Galaxy S con, invariablemente, mejores prestaciones que el iPhone contra el que competían. El reconocimiento de la marca Galaxy es ahora bueno, y se toma como una alternativa a tener en cuenta. Android parece ser el mayor problema de la marca surcoreana hoy por hoy: las actualizaciones, la incompatibilidad entre diferenciación y funcionamiento fluido (el eterno lag de Touchwiz) y las ocasionales vulnerabilidades y programas maliciosos, que los hay, a pesar de que el alcance del problema se ha exagerado bastante. Sony ha conseguido tener un relativo éxito con sus propuestas de alta gama gracias a su buena imagen de marca, previamente labrada con otros productos de excelente factura. De nuevo, sin embargo, de poco sirve. Su división de telefonía móvil aspira a no tener pérdidas, poco más. HTC, LG, Lenovo y tantas otras penden de un hilo. Microsoft ha tenido que abandonar la batalla por completo, a pesar del excelente sistema operativo que ha creado con Windows Phone, y Blackberry ha dado el salto a Android.

Así, los segmentos más bajos del mercado son los únicos en los que los fabricantes de teléfonos Android pueden aspirar a dominar y a acaparar beneficios – unos beneficios necesariamente menores. La batalla es encarnizada en los precios por debajo de los 300 euros, con una miríada de modelos y marcas. El principal perjudicado aquí es, de nuevo, Android. Es terriblemente sencillo que el modelo de 200 euros que se compre un usuario poco entusiasta funcione mal al cabo de muy poco tiempo. Además, ese mismo usuario poco entusiasta va a encontrarse de frente con todos esos pequeños (y no tan pequeños) fallos en el sistema operativo de Google. Es muy probable que busque un iPhone de segunda mano pronto, porque le han dicho que funciona sin más.
El futuro

Apple es el líder de facto del mercado de la telefonía móvil, y los defectos del sistema operativo de sus terminales son sólo apreciados por un número extremadamente reducido de geeks – e incluso estos pueden acabar apreciando la suprema estabilidad y consistencia del SO y perdonando esos detalles.

Google y Apple se han copiado mutuamente durante años en sus sistemas operativos. Parece que Google está preparandose para copiar el modelo de negocio mismo a Apple:

Los próximos terminales que presentará Google no llevan ningún tipo de distintivo del fabricante, HTC. Son dispositivos de Google. Su precio, se rumorea, será similar al de los iPhone. Varios comentarios alrededor de la web indican que Google, empezando este año, buscará una integración vertical mucho mayor entre sus servicios, su software, y los dispositivos en que ambos se usan. La marca escogida por la compañía es Pixel, ya usada en una tablet y un Chromebook.

Microsoft parece estar buscando un modelo parecido con sus Surface. Si bien sus modelos Lumia tienen los días contados, el largamente esperado teléfono Surface se rumorea con insistencia.

Samsung, por último, está preparada en caso de que Android cambie radicalmente de planteamiento. Su sistema operativo Tizen está preparado para su salto al primer plano, y ya es plenamente funcional y bastante más fluido que el propio Android, por lo que parece.

Vienen tiempos interesantes.

My next phone

QUICK! I ONLY HAVE TEN MINUTES TO WRITE THIS!

So, my Nexus 5 is a good phone and I haven’t had it for a year yet, so it’s not like I have to change it or anything. But I keep thinking about what I want my next phone to be, features and spec-wise. Here are some conclusions:

google-nexus-5-01

The screen in the Nexus 5 is pretty much perfect. 5″ is a great size for a Smartphone screen. And the resolution and colours are so nice.

The size is about as big as I want to go. I might consider something very slightly bigger if there was a very good reason for it, but in general I want my next phone to be smaller, or the same size.

The battery is not enough. I have been trying out things on the software side and it is definitely a software problem, as removing Google Play Services increases the battery by a ton percent. The phone consistently lasts two times as long. Still, I want a bigger battery. Given I am not going for a bigger screen, and processors are getting more and more efficient, it does not need to be two times the mAh, but I am looking for a 3000 mAh battery.

The camera is… nice. It produces good enough results. Not a priority, but a bit better would be great.

I definitely LOVE the design. It is the definition of understated, sober, not there. I like this sort of thing.

The materials could be a bit better, as the plastics are starting to look beaten and the phone is not even one year old. But I could also take better care of the thing.

Android needs to improve. The battery management is awful, to start with. And it lacks cohesion. Fortunately, custom roms are a blessing, especially Slimroms and Cyanogenmod. But still, the fact that Google Play Services cuts the battery in half is just terrible.

Ambientazo

Hay una minoría, entre la que me cuento, a la que no le beneficia el silencio absoluto para la concentración. Es más, necesitamos un mínimo de sonido de fondo. Probablemente debido a la vida en la ciudad. Sin embargo, es un problema que solucionar y he encontrado en el internet un par de sitios donde hacerlo:

tabletopaudio

Originalmente para jugadores de RPG de sobremesa. Música minimalista y sonidos, o sólo sonidos. En cualquier caso, un regalo para los oídos.

asoftmurmur

Combina diez efectos de sonido distintos en loop para un ambiente perfecto. Combinar con jazz suave para sentirse como un auténtico señor.

mynoise

Más complejo, permite seleccionar sonidos o generarlos a través de un editor. Sólo le he echado un vistazo, pero tiene muy buena pinta.